Paseo real en días manchegos

Si me perdonan hoy no salgo del terruño, algo habrá que escribir para levantar nuestra forma de vivir, cuando unos terruños parece que valen más que otros, unas comarcas se olvidan más que otras, y unos lugares reciben más subvenciones y recursos financieros que otros, como me decía hace poco una autoridad que recibe presupuesto periódico y lo compara con los más generosos del norte. Injusticias de la historia y de la geografía.

Pues de las geografías del terruño va el tema, aprovechando que mañana es un Día de la tierra, tan ancha nuestra Castilla, ancha es Castilla, expresión coloquial que hoy quiero que nos lleve a animar a cuantas personas se quedan en esta ancha Castilla-La Mancha para levantarla aun con lo que nos queda, que es tanto…

Acabo de leer dos libros de la tierra, uno no me gustó, no siempre se debe hablar de lo que nos gusta o nos convence, ni el tema del texto, ni las imágenes y el colorido de las ilustraciones; otro por distinto, mimado y trabajado, aunque con poco texto, sí se prodiga en imágenes, en fotos reales de un paseo real llamado Ciudad Real en imágenes. Y ambos han sido editados en la Biblioteca de Autores Manchegos. A ello vamos, a pasear visualmente en esta tarde de chubascos y tormenta, porque ya es hora de que a nuestros vecinos se les diga cómo son las Lagunas de Ruidera en papel y primavera, (la portada), o cómo es el lugar del teatro por excelencia que cumple 390 años de su construcción, Corral de Comedias, (la contraportada). En las guardas, una imagen inconfundible del Palacio de El Viso del Marqués, con diosas y musas, y una impresionante imagen de la Cueva de la Venta de la Inés del Valle de Alcudia. Entre una imagen y otra, más de ciento cincuenta fotografías de gran tamaño donde se hace real el refrán de una imagen vale más que mil palabras. Imágenes agrupadas a las que quiero llamar: geografía-naturaleza, geografía-historia,  geografía-antropología y geografía-gastronomía. No nos dejarán indiferentes, aunque conozcamos lugares, paisajes, contrastes, datos, colores, aromas, edificios y fechas que nos definen como pueblo.

Los responsables: el equipo de la Diputación  de Ciudad Real con José Luis Loarce al frente coordinando, conocida su devoción por la fotografía, ¡cuánto le echaremos de menos cuando deje el puesto que ocupa de funcionario enamorado de la cultura de su tierra!, ¿para cuándo un homenaje a su gran labor? También Alfonso Martín-Grande, igualmente coordinador y autor de las fotografías, porque han sido necesarios once fotógrafos más para completar la obra gráfica de gran tamaño, no sólo en dimensiones, sino grande a nivel sensorial, emocional y de importancia histórica y documental. Entre los fotógrafos, Miguel Ángel Blanco, quien más fotos aporta al gran libro expositor de nuestras cosas, hecho con el cariño de gente agradecida. Pues eso, a buscar el libro y a darse un realísimo paseo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *