Pajarito sin cola

Pajarito sin cola

RELATO Y POESÍA INFANTIL EN CASTILLA LA MANCHA
Junta de Comunidades de Castilla la Mancha
Antólogo: Francisco Gómez Porro
Toledo, 2006
Ilustradora: Adela Cabañas
Págs.: 232
Edad recomendada: A partir de 3 años

Primera antología de literatura infantil producida por autores de Castilla la Mancha en la cual su antólogo, en su estudio epilogal, propone que hay que comenzar combatiendo el sambenito de subliteratura que salpica las creaciones infantiles y transmitir el convencimiento de que la literatura infantil es un género literario de extraordinaria importancia, al que se debe exigir unos mínimos de calidad. Libreros y blibliotecarios han de asumir su papel de divulgadores de primera linea con el convencimiento de que el libro para niños es un producto de primera necesidad.

Entre otros, figuran en esta antología autores como Estrella Ortiz, Alejandro Fernandez Pombo y Pep Bruno. Nieves Fernandez participa con su cuento “Manolo, Manolete, Manolillo, Manolero, Manolón, piloto de avión” y los poemas “Al escondite” y “El constipado achus”

Con motivo de la visita del Principe Felipe a Toledo el mes de noviembre, el presidente autonómico regaló a don Felipe un ejemplar de esta obra.

 


COMIENZO DEL LIBRO

 

MANOLO, MANOLETE…MANOLÓN, ¡PILOTO DE AVIÓN!
 

Manolo, Manolete el del chupete.

 

Manolo es un bebé precioso, coloradito, angelical y regordete. Lo que más le gusta en el mundo es mirar muy fijamente a los ojos de su mamá para tratar de encontrar el secreto de la vida, al tiempo que se toma la leche calentita en el biberón.

Es tan comilón que, para que no llore, le engañan con un chupete; así él cree que se sigue alimentando por la tetina.

Pero los bebés crecen muy rápido y Manolo, Manolete no podía ser menos. Buscando, buscando el secreto de la vida, ya ha cumplido cuatro años y por nada del mundo pierde su chupete. No podría hacerlo. Desde siempre, Manolo ha creído que el mundo daba vueltas alrededor de él y de su chupete. Ese trozo de caucho es como una de sus orejas, o como su nariz, o como su ombligo… Su chupete forma parte de sí mismo y no piensa abandonarlo precisamente ahora que va al colegio y que se encuentra un poco más nervioso que de costumbre. Por eso, sus vecinos, amigos y compañeros llaman a Manolo con el sobrenombre de Manolo, Manolete el del chupete.

… … … … … … … … … … … … … … … … … … … … …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *