Palabra de mujer

Palabra de mujer

Diputacion Provincial de Ciudad Real
Ciudad Real, 2010
Fotografías: Alfonso Torres Consuegra
Págs.: 181
Prólogo: Victoria Sobrino. Diputada Área de la Mujer
Edad recomendada: Adultos

En el siglo XXI temas relacionados con la mujer hay muchos, al menos doce, como doce son los temas que se presentan en esta obra y quedan agrupados en bloques como la maternidad, la justicia, la sociedad, la educación, el trabajo, la ficción…

Palabra de Mujer será así entendida a veces como una obra de lectura, o de consulta, o de búsqueda de la identidad de la mujer, no de una sola mujer, porque no es uno sólo el problema que preocupa a la fémina actual.

Sus breves, amenos y profundos textos literarios servirán para reflexionar sobre la situación de la mujer, además pueden ser utilizados como un resorte que nos hace despertar ante las injusticias y desigualdades con los que la sociedad aún trata a la mujer.

Pueden ser poesías, relatos, cuentos, artículos de prensa, incluso recetas, pero todos ellos nacieron con el ímpetu y el convencimiento de que un día la mujer ocupe el lugar que le corresponde para que su palabra, su palabra de mujer, sea un referente de lucha y de consecución de metas sociales para una mejor convivencia entre los seres humanos.


COMIENZO DEL LIBRO

 

PARTO DE PRIMERIZA

Voy a parir un brote estremecido
en esta primavera,
un hijo del amor sano y querido
con las flores y hojas
de la infancia primera.

Voy a parir un hijo del recuerdo
en este paritorio de memorias opuestas.

Voy a parir verdades aunque duelan,
arroparé enseguida las que más tú te creas
y abortaré el engaño de las que te creíste,
¡eran mentira!
Aquellas que siempre a la mujer
suelen hacernos daño.

Voy a parir caricias
antes que sea cesárea este parto florido,
antes que mi embarazo se me escape
del vientre o de las manos
y no sea recogido por ningún corazón
acogedor de vidas.

Voy a parir amigos
que siempre son tan pocos
y en cada chimenea se llaman más amigos,
sólo son en ese mismo instante
numerosos amigos del ascua de mi fuego.

Voy a parir presencias
para que crezcan al abrigo del tiempo
y nunca te abandonen.

Voy a preparar estos mis abultados pechos
con los dulces geles de tanino
para amamantar toda tu fantasía
y voraz alimento.

Acunaré tus dudas,
vigilaré agachada tu mínimo o máximo crecimiento,
iré contigo a gatas
hasta el fin de este mundo
o hasta el fin del pasillo, si quieres.

… … … … … … … … … … … … … … … … … … … … …

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *