Melani y los agudos

                Todos conocemos algún coro infantil cercano, yo destacaría dos buenos coros infantiles, de los que lanzan tremendamente bien los agudos al público.

El primero no sé si sobrevive, es el de la violinista y directora almagreña María Huertas, con niños y niñas de muy pocos años. Tuve la suerte de narrar con ella en el Museo López- Villaseñor. A veces, actuaban acompañados de otros pequeños violinistas, donde había más niños que cantaban. Eran los mismos que después entraron en el Conservatorio Marcos Redondo, aún siguen aprendiendo y practicando, la música se prolonga y perfecciona siempre, si no es la música la que les ha dado felicidad y trabajo entre alegrías, actuaciones y docencia. 

El segundo es Aeternam de niños varones de voces blancas, desconozco si continúa cantando, con su profesor Jesús Sánchez al frente, tras sus grandes actuaciones de agudos y arte vocal en Palacio, Madrid, Miguelturra, Almagro, Pozuelo, en La Merced con la presentación del libro antológico Cántiga…, era difícil continuar la labor, sin ayuda suficiente.

Recuerdo esos dos grupos de niños cuando leo que la última representante de Eurovisión Junior, la niña de doce años Melani, ganadora de un programa-concurso televisivo, se apuntó a un coro local siendo pequeñita y fue su profesora quien la preparó, muy pronto para una ópera de Mozart. Sus ocho años no impidieron que de forma autodidacta se formara como una gran artista, dispuesta a lanzar un buen número de agudos en los mejores tonos, con todo el arte y la emoción posible.

Pero no dejó los estudios de primaria, ni el violín, ni la danza, ni el piano, ni los abrazos a su oso Abracitos, le trae suerte, lo lleva a todas partes e incluso lo pone en el escenario si cabe, y cabe.

Esta niña tiene ángel, se dice que podría ser la sucesora de María Callas, ya ha cantado temas de Montserrat Caballé, en nada será “nuestra Caballé”, es muy profesional, sus agudos llegan desde el escenario a todos los puntos de la sala, al océano, lugar destacado en la canción “Marte” por la lucha contra la contaminación de plástico. En Eurovisión Junior y con ayuda de tres niñas coristas, (antes rivales), se empeñó en lanzar agudos para que Europa se entere que si los plásticos dominan las aguas, le ganarán al número de peces.  

Mientras eso ocurre, posee una beca de diez mil euros, es tercera en Eurovisión y quiere evitar daños medioambientales cantando, bailando, con sus instrumentos, su voz, a veces en inglés, una gran voz según los expertos. Y le tira la pintura, pero dice que le falta tiempo… Ya grabó un disco sencillo y a partir de ahora le puede cambiar aún más la vida. La tercera posición en Eurojunior no le saldrá en balde. Seguirá con sus agudos de voz fina, en volumen bajo y en volumen alto, saldrá a conquistar la ópera y a emocionar al público de toda edad. Muy aguda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *