Felicidades

Felicidades a todos en este 31 de mayo. Hoy es nuestro día, manchego-castellanos, ya sé que es sábado y no festivo, pero es nuestro día, algo así como un día de la Pandorga con calores manchegos, pero con menos calor y sin motivos religiosos de por medio. Quizá sea por eso porque no cuaja del todo la fecha primaveral que nos define un poco. Lástima, porque los mancheguitos de esta región ya deberían saber que hay un día para ellos, en el que pueden manifestarse todas sus tradiciones y valores más modernos, que los hay. Un día precioso para poner en valor y hacer pedagogía como se dice ahora, nuestros paisajes, nuestros pueblos, nuestro arte, nuestra gastronomía, nuestra idiosincrasia que existe, estoy segura, aunque es difícil buscar en la red y encontrar la agenda que celebrarán nuestros pueblos y ciudades.

Salvo Toledo, con su noche toledana y algún grupo de mayos que finaliza su mes de conciertos por las calles y plazas, apenas hay ambiente festivo, ni gratuito ni de pago, a lo mejor no interesa dedicarnos un día a nosotros mismos, a lo mejor no ha habido interés, ni ahora ni antes, en que nuestra capital, Ciudad Real, sea sede de los fastos de mayo, a lo mejor no nos merecemos un concierto, un desfile, o un acto lúdico al aire libre para conmemorar que una año más estamos vivos todos los residentes de esta región que siempre fue de paso y parece que a algunos interesa que siga siendo eso. Para cuándo los pueblos unidos de Toledo, Cuenca, Albacete, Ciudad Real y Guadalajara, así descolocados, sin orden alfabético que es la norma de siempre, así mezclados con gusto y libre albedrío, Cuenca con Albacete, Ciudad Real con Guadalajara y Toledo con todos que para ello está en el centro y es la capital.

Felicidades a las cinco empresas, una por provincia, que se sepa, que han sido premiadas por una placa de reconocimiento, en Tomelloso ANRO, felicidades a la familia de Adolfo Suárez por recibir el honor de su padre y abuelo fallecido. Y también a la familia de Paco de Lucía por ser desde mañana hijo adoptivo. Y felicidades a José Manuel Leceta, y a Proyecto Hombre, y a la Maestranza de Albacete y a las 32 Bodegas de la Manchuela. Nada que objetar, o sí, siempre diré que no entiendo lo de los honores a destiempo, ¿es necesario morir para pertenecer a alguna lista de privilegiados?, ¿acaso no estaban vivos hace unos meses y podrían haberlo disfrutado?

Un poeta amigo me comunicaba ayer que le iban a dar en septiembre un gran honor en su ciudad de origen y sinceramente me alegré con él de que así fuera, como debe ser si se lo merece, y sí se lo merece; otro artista está enfermo y a nadie se le ocurre hacer nada, lástima, los poetas y artistas no son reconocidos, los mayores ya andan olvidados, otros se van fuera de esta región querida, buscándose la vida y no honores ni regalos. Quizá cuando triunfen por ahí, por aquí sean reconocidos. ¡Felicidades! Y súbanse a los autobuses que hay para Talavera de la Reina y si ya no hay plazas, les propongo comer migas, visitar molinos, leer a Félix Grande, pasar el día en Las Tablas de Daimiel, asistir al Corral de Comedias, meter los pies en las Lagunas de Ruidera, cualquier cosa para demostrarnos a nosotros mismos que somos manchegos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *