XV ENCUENTRO POETICO VILLA DE SANTA CRUZ

XV Encuentro poético ‘Villa de Santa Cruz’
Hotel Casa Palacio. Santa Cruz de Mudela

En esta noche de agosto, Santa Cruz de Mudela se vistió de gala un año más para recibir los versos y los sueños de tres poetas: Francisco Jiménez, Nieves Fernández y Antonio León; tres cantos de diferente musicalidad bajo un mismo pentagrama: La poesía. Poesía que se unió a la noche y a la aguja de la torre de Ntra. Sra. de la Asunción, que fue centinela de lo que estaba acaeciendo en la solariega Casa Palacio que le dio cobijo a este XV Encuentro Poético “Villa de Santa Cruz”, aderezado todo ello con la voz canora y poética de Noemí Ruiz que, con sus arpegios musicales llenó de dulzura cada rincón de la casa.
Enhorabuena, “Viento Solano”, por el esfuerzo, por la ilusión y por el empeño…¡Hay que seguir soplando!

Teresa Sánchez Laguna.


Bajo el pórtico de las estrellas, ocultas por luces artificiales, hay un espacio mágico cuajado de palabras hermosas. Y curiosamente nadie les pone precio Todas esas palabras han formado una biblioteca de versos suspendidos en las paredes de la casa solariega sabedora de leyendas desde hace siglos, que ha llegado hasta nosotros convertida en un espléndido hotel conocido como” Casa-Palacio”; que sombra y enamora por su belleza y conservación. En ese marco no imaginado dentro de los aledaños de una población rural, se celebra desde hace quince años las veladas poéticas organizadas por la asociación “Viento solano” de Santa Cruz de Mudela. Desde entonces los versos flotan entre los muros del palacio y la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción del siglo XVI de estilo gótico tardío, subiendo hasta la torre y sus campanas…
Es un milagro poético exclusivo de poesía porque los poetas eligen sus lecturas y no existen jurados que descalifiquen o premien los versos de cada uno de ellos.
La Asociación “Viento solano” supo elegir a su mejor embajador en la persona del escritor y poeta Eugenio Arce Lérida. Nacido en esa villa, de antepasados valientes como queda anotado en su Historia; don Eugenio Arce Lérida y la Asociación “Viento Solano” han conseguido dar a conocer una de nuestras villas desconocidas, como otras muchas, en esta tierra nuestra tan bella, austera y pobre, por donde el sol sale con vientos abrasadores o gélidos que alejan a las lluvias de nosotros. Admiro su idea y la prolongación a través de quince años ininterrumpidos por lograr que, por esas noches poéticas hayan leído sus versos y poemas los poetas mejores de nuestra provincia y de algunas otras. Felicidades por ello, que Dios y la Historia os lo reconozca y pague.

Natividad Cepeda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *