Cinco recomendaciones

Todas las despedidas son imperfectas, Cristina Díaz Aragón, Ediciones Puertollano. Una preciosa obra primeriza basada en el amor y en el desamor, un amor expresado al límite por una joven poeta licenciada en Derecho, a modo de una obra romántica que sobrecoge en sus 67 poemas en su mayoría breves pero intensos como una declaración de amor o la expresión del dolor inevitable. El libro se compone de un Encuentro y de una Despedida.  Pero entre tanto requiebro amoroso la juventud rebelde escala por los botones de una camisa y conjuga el verbo amar como nadie lo había hecho antes en papel.

Cuando las muñecas me negaron el saludo, Carmen Manzaneque, Editorial Círculo Rojo, Almería. Las muñecas, y eso lo saben todas las niñas que por generación jugaron con ellas como símbolo, hablan, piensan, exigen respuestas, nos hacen expresar nuestros sentimientos y hasta saludan, todo eso hasta que dejan de hacerlo de forma repentina y nos enfrentan a la dura realidad de la adolescencia. Carmen lo sabe y hasta se olvida en sus versos de que las muñecas hablaron una vez. Menos mal que antes de darse cuenta se entretuvo en bordar mil mariposas que la hicieron más libre.

 

Amigos de Rafa, VVAA, Ediciones Babilonia, Navarrés. Rafa es hermano del editor de Babilonia, pero es reconocido por  su hermano como el jefe de tan creativa empresa. Reúne a una treintena de amigos poetas y pintores para realizar una obra de poesía experimental, poesía visual donde el protagonista es Rafa, con sus logros y sus miedos, sus visiones más positivas de la realidad, con su alegría y ternura natural Rafa acaba conquistando el corazón de los lectores-visitadores. Creemos que le damos una obra, un favor y es él quien nos la da a modo de respuesta-corazón.

 

Locus poetarum, Paco Caro, Editorial Polibea,  Madrid. El poeta de Piedrabuena se hace maestro, siempre lo ha sido en poesía, para inspirarse en unos apuntes de clase y ejercicios, comenzará con la prueba de ingreso, ingreso de poetas que han de llevarnos a todos a ejercer primero de lectores con algunas obras recomendadas. Por sus páginas desfilan todos los que para él, para todos han sido, como su propio aprendizaje de poeta, una muestra internacional y sabia de experiencia maestral llamada el lugar de los poetas, el lugar comparado con un yunque y un fuego para dar golpes, y pregonar con fuerza palabras necesarias.

 

Ida y vuelta, Alfonso González Calero, Almud Ediciones de Castilla – La Mancha, Toledo. El contacto del autor con los libros y el mundo de la cultura hizo que la noticia de la publicación de su primer libro de poemas fuera sorprendente, no ya porque Alfonso sea algo así como una institución o una biblioteca andante, un hombre del Renacimiento, sino por su valentía creadora y silenciosa. Son varios libros de poesía inéditos prologados por el poeta José Corredor Matheos, con poemas entre 1985-2015 dentro de la Biblioteca Literaria Añil. La sorpresa del año, un editor publica tras tener muchos años guardada su escondida obra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *