Poesía catalana geodinámica

He coincidido tres veces con Assumpció Forcada, debo decir que tanto su presencia como su poesía están plenas de fuerza. Dos en Ávila, en Piedrahita, en dos años consecutivos en las mesas redondas que organiza con todo su cariño y buen hacer la poeta abulense Ester Bueno en el Claustro de la Iglesia de Santa María la Mayor, y además en el Recital de Mujeres Poetas, que tan buenos resultados da en la zona.

El encuentro anual organizado para finales de agosto da para mucho, como intercambio de culturas, ideas, reivindicaciones, venta de libros, (siempre es bueno, con la consiguiente colaboración de librerías), también hay diálogo y manifiestos feministas de igualdad.

La última vez que la vi fue en Salamanca, en una de esas salas imponentes de su Universidad al amparo de Poetas en red, donde tanto ella como yo estábamos de espectadoras, sana costumbre ésta la de estar presente observando, aprendiendo, descubriendo, disfrutando, y es que actualmente no nos movemos en los actos poéticos si no es para participar activamente en ellos.

Así llega Assumpció con sus libros, con su compañera de versos, Fina Palau. Las catalanas, como cariñosamente se las nombra, llegan con sus poemas, su guitarra, nos ofrecen canciones en catalán, con la deferencia de su traducción anticipada. Levantan la voz en defensa de la mujer con tanta fuerza que venden siempre los primeros libros.

Uno de ellos, bilingüe en catalán y castellano, trilingüe diría yo a juzgar por su triple expresión, pues la pareja de poetas pone música a algunos poemas y luego los canta, convirtiéndose en un programa completo de creatividad artística. El castellano, el catalán, la música, la guitarra, la poesía, buen coctel para impresionar a lectores, como ha hecho Assumpció Forcada en el libro que comento, Geodinámica, libro que además de a Fina lo dedica a los lectores que se acerquen a sus páginas. En la página par, el poema en catalán para ir aprendiendo, sin complejos, porque nunca viene mal ampliar conocimientos sin colorines abanderados ni mezquindades. En su poema Infiltración, Percolació, nos dice: “Somos como una fuente/ a veces mana mucha agua,/ otras, un tiempo seco lleno de dolor,/ baja el nivel freático y seca la fuente.//”. Que es como decir “Som com una deu/ on de vegades brolla molta aigua./ D`altres, un temps eixorc ple de dolor,/ baixa el nivel freatic i seca la font//.” Se habrán dado cuenta que nuestra poeta, además de serlo, es científica, geóloga y por ello esas ganas de mezclar distintas disciplinas y hacer experimentos espectaculares con la palabra: Los mármoles, los glaciares, los desiertos, el pluviómetro, el litoral ,los volcanes, los desprendimientos, las dunas, las ondas sísmicas… toda una geodinámica acercándose al ser humano, porque somos volcán, nube, isla… Todo un homenaje a la madre tierra, como en Modelado Cárstico, “El paso de los años/ nos ha dejado/ como un lapiaz./ Se han infiltrado/ a menudo las lágrimas/ y han formado/ una profunda sima./ Una gran cueva donde guardamos/ estalactitas/ y estalagmitas, …//.” Madre tierra y desierto que nos rodea. Buena lectura. La busca edicions.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *